• Béisbol Cubano

    Imagen Beisbol 1 artemisacamagueyLogo Tigres ciego de avilacienfuegosgranmaguantanamoholguinindustrialesisla de la juventudlas tunasmatanzasmayabequepinar del riosancti spiritussantiago de cubavilla clara Posiciones Finales: 1-Ciego de Ávila, 2-Isla de la Ju­ventud, 3-Matanzas, 4-Granma, 5-Pi­nar del Río, 6-Industriales, 7-Artemisa, 8-Holguín, 9-Sancti Spíritus, 10-Las Tunas, 11-Santiago de Cuba, 12-Villa Clara, 13-Guantánamo, 14-Maya­be­que, 15-Cienfuegos, 16-Camagüey. Tabla de Posiciones Segunda Ronda (actualizada 1 am 20-3-2015)
    Equipos JJ JG JP DIF
    Matanzas C 87 55 32 -
    Granma C 87 53 34 2.0
    C de AvilaC 87 50 37 5.0
    I.JuventudC 87 49 38 6.0
    P. del Rio 87 48 39 7.0
    Industriales 87 46 41 9.0
    Artemisa 87 39 48 16.0
    Holguin 87 36 51 19.0
    Tabla de Posiciones Primera Ronda (actualizada 1 pm 25-12-2014)
    Equipos JJ JG JP DIF
    MatanzasC 45 31 14 -
    GranmaC 45 29 16 2.0
    I.JuventudC 45 27 18 4.0
    ArtemisaC 45 25 20 6.0
    IndustrialesC 45 25 20 6.0
    C. de AvilaC 45 24 21 7.0
    P. del RioC 45 24 21 7.0
    HolguinC 45 23 22 8.0
    S. Spiritus 45 22 23 9.0
    Las Tunas 45 21 24 10.0
    S. de Cuba 45 21 24 10.0
    Villa Clara 45 21 24 10.0
    Guantánamo 45 19 26 12.0
    Cienfuegos 45 16 29 15.0
    Camaguey 45 16 29 15.0
    Mayabeque 45 16 29 15.0
    Logo Blog Ciego de Avila Beisbol Club
  • Encuesta

  • Categorías

  • Calendario

    julio 2017
    D L M X J V S
    « Jun    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Archivos

  • Navegantes

  • Blog Impact

    • 201,489 hits
  • Audio en Vivo

    Portal 7

Los Tigres defenderán el reino cubano en la Serie del Caribe

Por Raiko Martín

Serie del Caribe BéisbolDespués de celebrar en los últimos días en República Dominicana la Asamblea General anual, la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) confirmó que el béisbol cubano volverá a participar como invitado en la próxima Serie del Caribe —del 1ro. al 7 de febrero de 2016— en Santo Domingo, donde los Tigres de Ciego de Ávila defenderán la corona conquistada en la versión anterior por los Vegueros de Pinar del Río.

Varios medios de prensa reflejaron que en el encuentro, los miembros de la CBPC ratificaron su intención de mantener a Cuba como firme candidata para ingresar de manera formal a la organización, que reúne a las ligas invernales de República Dominicana (Lidom), Venezuela (LVBP), Puerto Rico (LBPRC) y México (LMP).

Asimismo, los máximos representantes de Lidom presentaron el programa del venidero torneo, que se jugará bajo el mismo formato que el anterior. No obstante, los miembros de la CBPC dejaron la puerta abierta para un posible cambio de estructura en próximas ediciones, después de escuchar una propuesta presentada por la organización venezolana, y otra puesta sobre la mesa por la gerencia de los Leones de Escogido, novena de la liga quisqueyana.

Otro de los acuerdos tomados por unanimidad en el encuentro, después de escuchar a Juan Francisco Puello Herrera presentar el documento de Memoria y Cuenta del más reciente período de trabajo, fue la permanencia del licenciado dominicano al frente de la CBPC durante el período 2016-2020. De esta forma, Puello Herrera cumplirá su sexto mandato consecutivo desde que asumió el cargo de comisionado en 1991.

Esta será la octava ocasión —y segunda consecutiva— que Santo Domingo reciba a los campeones del béisbol invernal en el Caribe. El estreno ocurrió en 1972, y luego se repitió en la ediciones de 1976, 1980, 1988, 1996, 2004 y 2012.

Después del humo ¿qué?

Por Raiko Martín

Serie del Caribe BéisbolNosotros, pasionales donde los hay, no olvidaremos muy pronto el triunfo en la Serie del Caribe. El orgullo y la alegría deberían durarnos hasta el próximo año, cuando en algún bello paraje de la República Dominicana nos toque defender la corona que en San Juan conquistó el equipo cubano, sorprendiendo a especialistas propios y ajenos. Y por qué no, también a los fieles aficionados.

A la capital boricua llegaron los Vegueros con el morral cargado de expectativas. Ni más ni menos que las acumuladas por la babélica fanaticada que disfrutó in situ de la fiesta, porque no fueron pocos los llegados desde Quisqueya, ni los que se devoraron las distancias desde varios puntos de la geografía mexicana para ponerle su propio sabor al torneo.

Si una cosa es segura, es que ese mismo interés se multiplicará de cara a la próxima edición. No es un secreto que, desde hace algún tiempo, la Serie del Caribe se estaba cotizando a la baja, y que el regreso de Cuba, más allá de todo el valor de justicia histórica y sentimental —que lo tiene— se presentaba como una oportunidad única para relanzar el certamen.

Si la incursión de los Azucareros de Villa Clara en la venezolana Isla Margarita resultó, visto desde ese prisma, un intento fallido, la reciente faena de la blindada novena vueltabajera fue como un oasis para tales pretensiones.

Por eso, apenas acabada la edición 57 del clásico caribeño, ya había gente maquinando lo que pudiera ocurrir en la siguiente cita. Pero ocurre que, a tenor con lo dicho por el señor Juan Francisco Puello, presidente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC), habrá que esperar por el curso de la historia.

Si nada cambia en los próximos meses, el campeón cubano tendría que asistir nuevamente en calidad de invitado, lo cual no depende exclusivamente de los deseos de quienes dirigen la CBPC, ni de lo que piensen quienes mueven los hilos de las ligas afiliadas a ella.

Puello se mantiene optimista. «El triunfo del béisbol cubano no es importante solamente en el plano deportivo, sino también un espaldarazo a la posibilidad de que regrese como miembro pleno de la Confederación. No digo que eso fuerce su regreso. Hay que seguir trabajando para que se abran definitivamente las puertas, y que su participación en la Serie del Caribe no dependa más de permisos y licencias», nos dijo minutos después de la ceremonia de premiaciones.

El directivo está consciente de que la ruta seguida hasta ahora es incierta, porque aunque todos los criterios sean favorables, la decisión siempre descansará en valoraciones estrictamente extradeportivas. «Yo aspiro a que para el mes de junio, cuando vuelva a reunirse la Confederación, todos los problemas políticos que hasta ahora han impedido la reincorporación de Cuba hayan sido superados. Pero en estos momentos, aunque sea el campeón, no puedo asegurar que se repita la invitación.
Tendríamos que en esa reunión analizar junto a los directivos de la liga invernal de República Dominicana, como organizadora de la próxima edición de la Serie del Caribe, los costos de una nueva invitación al campeón cubano y luego tomar entonces una decisión al respecto», explicó.

El carácter de invitado, que ha facilitado la incursión cubana en las dos ediciones más recientes del torneo, no solo ha impedido el cobro de los premios—por causa de las leyes del bloqueo—, sino que limita además cualquier posibilidad de que la Mayor de las Antillas pueda ser anfitriona de la justa. «Una vez que sea miembro pleno, y lo he dicho en varias ocasiones, de seguro tendremos en Cuba una Serie del Caribe, en un estadio Latinoamericano ya remodelado, con sus mejores galas. Qué mayor emoción pudiéramos tener, que la de estar en La Habana celebrando el torneo. Eso va a ser apoteósico si sucede», afirmó Puello.

Pero el triunfo cubano en San Juan ha añadido otras preocupaciones para el máximo dirigente de la CBPC, pues se ha abierto un fuerte debate sobre la justeza del formato con el que se han celebrado las dos últimas versiones de la Serie del Caribe.

El equipo dirigido por Alfonso Urquiola, después de un accidentado paso por la fase clasificatoria, eliminó en semifinales a los hasta ese momento invictos Caribes de Anzoátegui, algo que ha generado bastante polémica.

La anterior estructura, pactada a doble vuelta entre los candidatos, fue abolida después de varias ediciones en la que, días antes de concluir el calendario, ya se conocía el campeón. Fue cambiada para garantizar, con el cruce de los cuatro clasificados, que las expectativas y emociones se extendieran hasta el último momento.

«Se criticó el antiguo formato durante muchos años, lo cambiamos y nos pareció bien. Pero ahora algunos quieren cambiarlo otra vez», reconoció Puello, quien se muestra contrario a la idea. «No podemos estar cambiando cada vez que, de acuerdo a sus intereses deportivos, alguien entienda que el formato no sirve. Eso habla muy mal de una institución como la nuestra.
Son las reglas que tenemos, las que fueron aprobadas por el seno de la Confederación. No estoy de acuerdo con variarlas, pero no quiere decir que no pudiera considerarse cualquier otra idea que pudiera salir en la próxima reunión», añadió.

«Lo que sucedió ahora, pasó con la representación de República Dominicana en México, y no ganó. Los Gigantes de San Francisco han ganado la Serie Mundial, después de clasificar con el wild card en una serie más larga. Y no por eso las Grandes Ligas han dejado de ser exitosas», sentenció Puello.

¡Campeones de la Serie del Caribe!

Por Juventud Rebelde

Los Vegueros de Pinar del Río se coronaron campeones de la Serie del Caribe este domingo al derrotar 3-2 a los Tomateros de Culiacán en la gran final del torneo.

Pitcheo de altos quilates y bateo oportuno se combinaron para lograr este triunfo, un partido que ganó el pinareño Yosvani Torres con labor de seis entradas, donde ponchó a cinco y permitió una sola carrera.

Madero en mano los cubanos ligaron 11 indiscutibles. Los Vegueros fabricaron su primera anotación por sencillos en línea de Yulieski Gourriel, Alfredo Despaigne y Frederich Cepeda en la apertura del partido. Luego ampliaron la ventaja en el segundo capítulo de la misma forma, cuando William Saavedra, Luis Alberto Valdés y Luis Yander La O ligaron imparables de forma escalonada.

En el octavo Yulieski puso la tercera rayita con un vuelacercas en solitario.

Los mexicanos anotaron la primera en el quinto, con un doblete de Joey Meneses y «texas» de William Ibarra.

A la altura del séptimo Torres fue relevado por Liván Moinelo, quien luego de dos outs en el siguiente capítulo regaló un boleto y permitió un imparable. Esto, combinado con el indiscutible de Eric Farris ante Héctor Mendoza (su relevo), acercó a México en el marcador.

Así, Cuba recuperó el título de la Serie del Caribe luego de que los Elefantes de Cienfuegos se coronasen en el ya lejano 1960. México quedó a las puertas de obtener su tercera corona consecutiva.

Tabaco ¡y que venga la fiesta!

Por Juventud Rebelde

El equipo  cubano Vegueros de Pinar del Rio, celebra su pase a la final de la Serie del Caribe al vencer ocho carreras por cuatro a los Caribes de Azuategui de Venezuela, en el estadio Hiram Bithorn de San Juan, en Puerto Rico, el 7 de febrero de 2015.
AIN FOTO/Roberto MOREJON RODRIGUEZLa aventura de los Vegueros pinareños por tierras boricuas continuó durante una noche de sábado mágica, en la que toda Cuba vivió el vértigo de un carrusel de emociones. Se podrá hablar de todo lo que nos sobra y de lo mucho que nos falta, pero todo en su momento, porque es hora de celebrar.

Con merecimiento, por lo hecho en el momento decisivo, los vueltabajeros animarán la final de esta tarde, en la que enfrentarán a los Tomateros de Culiacán, quienes defenderán la corona ganada por México en las dos más recientes versiones del torneo.

Los dirigidos por Alfonso Urquiola rompieron los pronósticos, pues hasta entonces los venezolanos Caribes de Anzoátegui habían dejado bien claro que ningún equipo en esta Serie del Caribe traía la candidatura más sólida para ocupar el trono.

Lo demostraron cuando nada más cerrar el primer tercio del duelo semifinal, hicieron lo que no pudieron los bateadores cubanos en sus primeras visitas al cajón de bateo. El norteño Daryl Thompson, la elección del alto mando morocho, vio cómo Roel Santos y Luis Yander La O le ocupaban las dos primeras bases sin poder sacar un out. Sin embargo, volvieron los pesos pesados del line up cubano a pecar de ansiedad, y fueron silenciados a base de mañas y un cambio de bola que sabía a puro veneno.

En cambio, después de dos impecables entradas, los dos primeros boletos firmados por Freddy Asiel Álvarez fueron su perdición. Con apenas un imparable, salido del bate de Ehire Adrianza, el rival dio una clase magistral de lo que es eficiencia ofensiva, aunque —todo sea dicho— el pésimo tiro a home de Santos ayudó a echar a andar la pizarra del Hiram Bithorn.

El impulso de los Caribes se extendió hasta la siguiente entrada, cuando sus hombres hicieron los ajustes necesarios para hacer saltar del box al derecho de Sierra Morena con un racimo de tres carreras. Tal como se había visto el bateo cubano durante el torneo, la estocada hizo presagiar lo peor, pero una equivocación nunca supo mejor. La rebelión de los Vegueros, con el gran Frederich Cepeda al mando, será recordada por todos los amantes del béisbol caribeño.

El espirituano sacó la casta de hombre grande cuando más lo necesitaba el grupo. Después de días grises, en los que las cosas no le salían como de costumbre, fue sin dudas el héroe del juego, pues empujó cinco de las ocho anotaciones del equipo, y si no completó la «escalera» fue porque a su batazo del sexto inning, le faltó medio metro para terminar en el graderío del jardín central.

«Esta ha sido una de las actuaciones más importantes de mi carrera, por lo que representaba para el equipo este triunfo. Yo hice lo mismo que hago siempre para enfrentar un partido. Me sentía cómodo desde mi primer turno al bate y me concentré siempre», dijo un emocionado Cepeda poco después del último out, cuando todos los medios de comunicación salieron a su encuentro en busca de sus declaraciones.

El destacado pelotero confesó que a medida que pasaba el juego pensó en la posibilidad de completar todas las conexiones posibles. «Podía suceder y me hubiese gustado, pero lo más importante fue que pude contribuir al triunfo y saldremos a luchar también por el título, para Pinar del Río y para toda Cuba, que se lo merece», explicó.

Pero el yayabero no fue el único que brilló. Convencido de lo trascendental del duelo, Urquiola puso toda la carne en el asador, y no lo pensó dos veces para mandar al box a Norge Luis Ruiz. En teoría, podía ser el lanzador de una posible final, a la que nunca se llegaría sin el triunfo frente a los invictos venezolanos. Y el camagüeyano, guapo como siempre, cumplió la misión de contener los daños. «Sabía que si Freddy tenía problemas, tenía que asumir y me preparé psicológicamente para eso. No estaba en óptima forma, pero a medida que fui entrando en el partido me salieron mejor las cosas, y me siento muy feliz porque todos luchamos para esto. Hemos demostrado que podíamos y todavía podemos», expresó el talentoso lanzador.

Y como en el anterior triunfo, fue el jovencito pinero Héctor Manuel Mendoza el encargado de atar el lazo, con un cierre de altos quilates: tres bateadores, tres outs y dos por la vía del ponche.

Para el timonel Alfonso Urquiola, la clave del triunfo fue la mentalidad de sus jugadores, pues supieron venir de abajo y cambiar la historia.
Satisfecho, comentó que «cada uno de ellos supo hacer lo que le correspondía en el momento, y por eso estaremos en la final. El equipo nunca se dio por vencido y todo el tiempo pelearon por la victoria en este gran juego».

Y lo cierto es que todos estuvieron a gran altura, incluso con la ecuanimidad necesaria para encarar las tristes provocaciones que intentaron, a última hora, empañar un momento extraordinario para el béisbol caribeño. La mejor respuesta fue el rechazo de todo el público presente, dividido en el respaldo de cada uno de sus equipos de preferencia, pero unánime a la hora de condenar tales acciones.

Así, quedó listo el escenario de la última batalla. El experimentado mánager pinareño anunció a Yosvani Torres para asumir la última apertura y explicó que en la mañana el colectivo técnico analizaría todas las variantes para enfrentar a un equipo mexicanos que supo aguantar el empuje de los dominicanos Gigantes del Cibao para garantizar la defensa de la corona conquistada en las dos últimas ediciones del certamen.

Vegueros derrotados por tercera ocasión

Por Juventud Rebelde

Serie del Caribe BéisbolLos Caribes de Anzoátegui, equipo que representa a Venezuela en la Serie del Caribe, derrotaron este jueves seis carreras por dos a los Vegueros de Pinar del Río en el estadio Hirman Bithorn, de San Juan, Puerto Rico.

Los cubanos comenzaron delante por el jonrón de Alexander Malleta en la segunda entrada.

La alegría, sin embargo, duró poco, pues la novena venezolana ripostó con un racimo de cuatro rayitas gracias a un bateo oportuno y “errores mentales” de la defensa cubana. Lo cierto es que el abridor Yoanni Yera soportó cinco inatrapables en ese episodio, además de que los sudamericanos robaron par de bases con total impunidad.

Los Caribes añadieron otra carrera en la apertura del sexto cuando su bateador designado Balbino Fuenmayor desapareció la pelota con un vuelacercas por el jardín derecho ante el relevista Liván Moinelo. Este fue el mejor al bate por los sudamericanos, con tres inatrapables en cuatro turnos.

La otra anotación de la Mayor de las Antillas llegó de la misma forma que la primera por el jonrón del torpedero pinareño Luis Alberto Valdés.

De esta forma los Vegueros de Pinar del Río culminaron la etapa clasificatoria con una victoria y tres derrotas. Ahora dependerán de los resultados en los partidos que faltan para definir los clasificados a las semifinales del próximo sábado.

Cuba y Puerto Rico a tope decisivo en Serie del Caribe de Béisbol

Por William Urquijo Pascual

Serie del Caribe BéisbolLos elencos de Cuba y el anfitrión Puerto Rico se enfrentarán este miércoles en un duelo decisivo para las aspiraciones de ambos equipos de avanzar a las semifinales de la Serie del Caribe de Béisbol San Juan-2015.

Tanto el colectivo cubano Vegueros de Pinar del Río como el representante local Cangrejeros de Santurce archivan par de derrotas en igual números de presentaciones en el clásico caribeño, tras caer este martes frente a República Dominicana y México, respectivamente.

A pesar de acudir al tradicional certamen beisbolero con un fuerte plantel, ampliamente reforzado con efectivos de la selección nacional, Cuba se encuentra contra las cuerdas y revive los fantasmas del pálido desempeño en la anterior edición de Isla de Margarita-2014, en Venezuela, donde ancló en el último escaño.

Brechas en el orden táctico propiciaron la derrota de la Mayor de las Antillas en su debut del pasado lunes ante Tomateros de Culiacán (México) por cerrado margen de 2-1, mientras la falta de bateo oportuno llevó al fracaso este martes frente a los dominicanos Gigantes del Cibao, con marcador de 6-1.

En pos del necesario triunfo para la causa cubana subirá hoy al montículo del estadio Hiram Bithorn el diestro Yosvani Torres, la designación del mentor Alfonso Urquiola para tratar de frenar a un elenco puertorriqueño que recurrirá de seguro a todas sus armas para asegurar la victoria.

Al igual que los Vegueros de Pinar del Río, los boricuas Cangrejeros de Santurce se encuentran entre la espada y la pared, tras sucumbir este martes con pizarra de 3-2 ante el cuadro mexicano Tomateros de Culiacán, líder indiscutible del torneo con dos victorias en igual números de presentaciones.

Además del choque Cuba-Puerto Rico, la Serie del Caribe de Béisbol San Juan-2015 reserva para este miércoles el atractivo duelo entre los Gigantes del Cibao (República Dominicana) y Caribes de Anzoátegui (Venezuela), dueños ambos de una victoria sin derrotas y grandes aspirantes al título.

Desde el viejo San Juan

Por Roberto Ramírez

¿SABÍA usted que el estadio Hiram Bithorn es una de las instalaciones emblemáticas del deporte puertorriqueño y se ubica en el corazón de esta ciudad? Conozca además que tiene capacidad para unas 18 mil personas, suele acoger eventos culturales de gran interés y rinde homenaje al primer pelotero de la isla llegado a las grandes ligas estadounidenses…

NACIDO el 18 de marzo de 1916 en Santurce y fallecido el 29 de diciembre de 1951 en México, Bithorn fue un lanzador que debutó el 15 de abril de 1942 en el Wrigley Field de los Cachorros de Chicago y al año siguiente celebró balance de 18 victorias y 12 derrotas, además de propinar siete blanqueadas. Sus biógrafos destacan que también mostró habilidades en otras disciplinas, y ello justifica saberle parte de los equipos de baloncesto y voleibol medallistas bronce y plata, respectivamente, en los III Juegos Centroamericanos y del Caribe de El Salvador. Todo adquiere un matiz mayor cuando se sabe que carecía del dedo pulgar del pie derecho.

LA CELEBRACIÓN de su primera corona local no despejó todas las preocupaciones entre los directivos del elenco dominicano Gigantes del Cibao, porque entonces sus esfuerzos debieron centrarse en completar la nómina para la justa caribeña. Las salidas de hombres como los tiradores boricuas Mario Santiago y Giovanni Soto, y el venezolano Eliezer Alfonso, pusieron a pensar a los encargados de hacer llamados a filas. También requeridos de sustituir al torpedero Jean Segura y el jonronero Carlos Peguero, lesionado en la muñeca izquierda. Así apelaron a Elián Herrera, Wirfin Obispo, Luis Jiménez, Marlon Arias y Audi Ciriaco, de las Estrellas Orientales, Jonathan Villar, Jeffrey Pérez, Willy García, Francisco y TJ Peña, de las Águilas Cibaeñas, Edward Valdez, de los Leones del Escogido, y Héctor Gómez, de los Toros del Este.

LA LIGA Profesional Cubana aportó los primeros líderes de bateo de las Series del Caribe, porque representantes suyos acapararon esas distinciones entre 1949 y 1953. La inició Albert Gionfrido (Almendares), quien pegó ocho imparables en 15 veces al bate y promedió para .533, y la cerró Pedro Fomental (Habana), que conectó de 25-14 para .560. Héctor Rodríguez (Almendares-19-9/.474), Lorenzo Cabrera (Habana-21-13/.619) y Edmundo Amorós (Habana- 20-9/.450) fueron los otros miembros de ese quinteto, antecesor del reinado ejercido en 1954 por el puertorriqueño Jim Rivera (29-9/.450).

HORAS después de que Vegueros de Pinar del Río y Tomateros de Culiacán firmen el comienzo competitivo el actual certamen vivirá una ceremonia inaugural que promete no pocas emociones. Cubanos y mexicanos saldrán a la grama al filo del mediodía (hora de La Habana) como antesala de la apertura oficial que dará paso al choque Cangrejeros de Santurce (PUR)-Caribes de Anzoátegui (VEN), fijado para las 6.30 p.m. El show incluirá un tema musical compuesto en homenaje al evento por Wadis Jaque a base de géneros como hip-hop, bomba y plena, que será interpretado por la merenguera Giselle, el artista urbano Vico C, el salsero Ismael Miranda y el cantante Danny Rivera.

A %d blogueros les gusta esto: