• Béisbol Cubano

    Imagen Beisbol 1 artemisacamagueyLogo Tigres ciego de avilacienfuegosgranmaguantanamoholguinindustrialesisla de la juventudlas tunasmatanzasmayabequepinar del riosancti spiritussantiago de cubavilla clara Posiciones Finales: 1-Ciego de Ávila, 2-Isla de la Ju­ventud, 3-Matanzas, 4-Granma, 5-Pi­nar del Río, 6-Industriales, 7-Artemisa, 8-Holguín, 9-Sancti Spíritus, 10-Las Tunas, 11-Santiago de Cuba, 12-Villa Clara, 13-Guantánamo, 14-Maya­be­que, 15-Cienfuegos, 16-Camagüey. Tabla de Posiciones Segunda Ronda (actualizada 1 am 20-3-2015)
    Equipos JJ JG JP DIF
    Matanzas C 87 55 32 -
    Granma C 87 53 34 2.0
    C de AvilaC 87 50 37 5.0
    I.JuventudC 87 49 38 6.0
    P. del Rio 87 48 39 7.0
    Industriales 87 46 41 9.0
    Artemisa 87 39 48 16.0
    Holguin 87 36 51 19.0
    Tabla de Posiciones Primera Ronda (actualizada 1 pm 25-12-2014)
    Equipos JJ JG JP DIF
    MatanzasC 45 31 14 -
    GranmaC 45 29 16 2.0
    I.JuventudC 45 27 18 4.0
    ArtemisaC 45 25 20 6.0
    IndustrialesC 45 25 20 6.0
    C. de AvilaC 45 24 21 7.0
    P. del RioC 45 24 21 7.0
    HolguinC 45 23 22 8.0
    S. Spiritus 45 22 23 9.0
    Las Tunas 45 21 24 10.0
    S. de Cuba 45 21 24 10.0
    Villa Clara 45 21 24 10.0
    Guantánamo 45 19 26 12.0
    Cienfuegos 45 16 29 15.0
    Camaguey 45 16 29 15.0
    Mayabeque 45 16 29 15.0
    Logo Blog Ciego de Avila Beisbol Club
  • Encuesta

  • Categorías

  • Calendario

    noviembre 2014
    D L M X J V S
    « Oct   Dic »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Archivos

  • Navegantes

  • Blog Impact

    • 201,084 hits
  • Audio en Vivo

    Portal 7

Por qué Cuba tiene la mejor zona de strike

 
“Es un flaco, largo y desgreñado que anda por ahí con una camiseta del Fútbol Club Barcelona”, le dije un día a alguien que lo buscaba entre el público del estadio Mártires de Barbados, de Bayamo.

Y aunque parezca una descripción a la ligera, quizá nada destaque más en Ibrahín Sánchez Carrillo que una alargada estampa coronada por una cabellera revuelta que su esposa odia, pero que él adora, más que todo porque no tiene tiempo como para perderlo en la cola de una barbería.

Ibrahín, el Jim para sus amigos más allegados, es natural del montañoso municipio de Buey Arriba y no lo esconde. Él mismo se considera un producto nato de la Revolución cubana  porque su destino natural, en cualquier otro contexto hubiera sido, como mínimo, recoger café o criar ganado, sin embargo, es el periodismo su pasión. Dentro de esa profesión ha hecho de todo, pero es el tema deportivo el que más tiempo le robó hasta ahora.

No obstante, de sus “batazos” periodísticos en una carrera que ya se va haciendo extensa, pues los años no pasan por gusto y hace casi 20 que dejó las aulas de la Universidad de Oriente, es Zona de Strike el que más alegrías y sinsabores le ha traído.

Zona… constituye hoy referencia obligada en el seguimiento del béisbol de la Mayor de las Antillas. Tanto es así que desde la habitación en que bloguea logró someter a no pocos medios tradicionales en los que, ponderados equipos de trabajo, se ven desarmados ante el auge creciente de un blog que ni siquiera tiene dominio propio.

A pesar de ello a Ibrahín no se le subió la “fama” para la cabeza y, conociéndolo un poco más que otros, le pedí una entrevista. No fui el primero en tener esa idea, mas sí en llevarme el gato al agua y por casi dos horas, “arrullados” por los gritos de Elbita e Ibrahíncito, un concierto en la televisión que nadie veía y una lluvia invernal que se hizo odiosa, conversamos en su casa sobre algo más que béisbol.

¿Dónde está la génesis de Zona de Strike?

“Zona de Strike es un proyecto que no es fortuito. Tiene la génesis en la cobertura que hizo La Demajagua de la 43 Serie Nacional de Béisbol, allá por el 2003. De esa experiencia yo me quedé con varias inquietudes relacionadas con el tratamiento del béisbol en internet. Luego vino un impasse por razones ajenas a nosotros y que no voy a referir en este momento.

“A partir de ahí todos esos conocimientos adquiridos se fueron enriqueciendo con nuevos preceptos, formas distintas de hacer, con investigaciones… vino un diplomado internacional de periodismo deportivo en el Instituto Internacional José Martí y entonces, después de eso, hace cuatro años surgió Zona de Strike.

“Es la continuidad de un trabajo que no pude seguir haciendo en determinado momento y que opté por conseguirlo desde mi espacio, desde mi perspectiva personal dada la facilidad que nos ofrecen los blogs, las redes sociales y todas estas nuevas formas de hacer.”

¿Qué ingredientes debe tener un blog temático, en Cuba, con todos los problemas que hay de conectividad, leído además por unos y otros, y que constituye una referencia obligada a la hora de hablar de béisbol en Cuba?

“El blog es una incertidumbre. Es decir, tú te puedes perder en esos millones de blogs que existen en el mundo. Es difícil visibilizarse ahí. Te puedes perder incluso más si no tienes un dominio propio.

“Es muy difícil dar una fórmula para hacer un blog exitoso. En lo personal estoy convencido que, para que un blog impacte, sobresalga, hay que ofrecer contenido fresco, importante y con opiniones sólidas y controverciales. Tienes que ser atrevido en cuanto a los temas que tratas. O sea, quien trabaja en uno no puede escribir un post bajo las mismas normas que hay en los medios tradicionales.

“Hay que pensar desde la perspectiva de bloguero. Tenemos que tener a la mano para el usuario los contenidos que yo quiero que él consuma, de la manera que yo quiero abordarlos pero con los ingredientes donde están implícitos sus intereses. Tú nunca puedes tomar, como sucede en la gran mayoría de nuestra blogosfera, y trasladar los contenidos que aparecen en los medios tradicionales para llevarlos al blog.

“Si desde un blog personal que lucha contra los grandes monopolios, contra medios de prensa con mejor posicionamiento, más visibilidad en red, te vas a poner a replicar los mismos contenidos nadie te va a leer o te leerán muy poco. Para mí, un elemento diferenciador del blog con respecto a todo el otro periodismo que se está haciendo, es la osadía con la que se aborden los temas. Si no eres un bloguero osado, un periodista osado, que sobrepase los discursos, las concesiones que ya están preestablecidas y abordas temáticas que muchas personas consideran intratables, entonces no vas a tener éxito.”

¿Cómo manejas los comentarios de tus seguidores sobre algunos temas publicados, en tiempos en los que esa interacción es crucial para la credibilidad de cualquier medio?

“Sencillamente el blog es de mi propiedad. Entonces cuando hay un debate en torno a un tema determinado modero los comentarios e incluso participo. Los que intervienen en la ampliación y enriquecimiento del debate en él ya saben más o menos cómo se maneja el espacio y no hay muchos problemas.

“No existe, por lo menos yo no lo tengo, alguien que esté exigiendo más de lo que tú puedes dar. Yo he logrado, salvo raras excepciones, que los visitantes a mi blog, aunque sean casuales, tengan una gran interacción conmigo y a partir de ahí podamos enriquecer los contenidos.

Yo no puse reglas sobre lo que se comenta en el blog. Sin embargo, es una página donde te vas a encontrar criterios que no son ofensivos, que le aportan al debate público, al tema, a la visión que hay individual o colectiva sobre el béisbol. Es más, te digo que algunas personas hasta me sugieren qué abordar. Me provocan con preguntas directas o comentarios incisivos y uno lo que hace es tratar de responder con argumentos. La mayor presión que yo recibo del público es la actualización del blog. Cuando no ando al día me preguntan y requieren por qué no he actualizado.”

¿Cuánto cuesta esa actualidad?

“Esa actualidad cuesta horas y horas de trabajo y generalmente horas y horas que son de descanso. Es tiempo que debería dedicar a la familia y otras obligaciones, sin embargo las invierto en el blog. Una vez alguien me preguntó ‘ven acá de dónde tú sacas tanta información’, y gran parte de ese contenido que yo gestiono y construyo simplemente está dispersa en las redes sociales, en los sitios especializados en béisbol. Yo lo que hago es dedicar tiempo a buscarla, leerla y trasladarla a mi blog con mi punto de vista.

“A veces para hacer una información de 25 líneas me paso tres y cuatro horas buscando contenido, cruzándolo… ese el gran costo humano que tiene esto.”

Llegar a ser respetado por lo que haces obliga a ser responsable en lo que se difunde, ¿cuáles son las fuentes más confiables o en las que más tú confías a la hora de socializar contenidos que aparecen en tu blog?

“Te voy a decir algo curioso, aunque te adelanto que no voy a mencionar fuentes, pero yo he obtenido información hasta de personas que visitan Zona de Strike. Gente que me da noticias de cuestiones muy medulares que luego trato. Eso sucede lo mismo a través de comentarios o por medio de mensajes personales que me mandan al correo o a Facebook.

“Es decir, que a veces los mismos que visitan la página son la fuente. Claro, al punto que ha llegado Zona de Strike, a la hora de publicar algo yo tengo que estar seguro de que es cierto lo que me dicen y luego digo. Debo tener muy presente no irme con ‘bola de trapo’ como decía nuestro profesor (Rafael) Lechuga*. En este tiempo yo accedí a información de primera mano que no pude verificar y no la publiqué nunca. Cuando un blog se convierte en referencia y es citado por medios y agencias importantes dentro y fuera del país, no se puede perder crédito.

“También tuve un período de ‘adolescencia’ en que mi objetivo estaba en publicar a la hora, a la media o los 15 minutos de tener algo qué decir. Ahora me contengo un poco más. Hasta 24 horas demoro en ‘subir’ contenidos.

Por ejemplo, yo conozco de muy buena fuente, que van a sustituir a Higinio Vélez como jefe de la Comisión nacional de béisbol. Sin embargo, de eso hace un mes y nada he publicado a pesar de que me dijeron que era cien por ciento seguro. Te digo más, esa fuente me aseguró que Vélez va a quedar como presidente de la Federación cubana, pero se va de la Comisión.

“Influye mucho saber de dónde viene algo para validarlo. Yo leo una información en cualquier sitio y hasta puede servirme para iniciar una investigación al respecto pero difundirla de inmediato es otra cosa.”

¿Es muy difícil desde Cuba, con las herramientas que posees, sin ayuda desde el exterior, mantener a Zona de Strike, que además de la dinámica que la caracteriza también es hipermedial?.

Aquí es muy difícil conseguir una conectividad que permita integrar los recursos multimediales en un único producto informativo sin problemas. Te hablo de subir audio, videos y galerías de imágenes y al mismo tiempo hacer búsquedas en Internet para relacionar contenidos. Con otro tipo de conexión y con otra tecnología tal vez en lo que ahora utilizo tres y cuatro horas podría conseguir el mismo resultado casi sin gasto físico.

“Aunque las personas no lo crean, la tensión, el tiempo, el nivel de concentración te conllevan a un agotamiento físico y mental bastante grande. A veces termino una jornada de trabajo en el blog, sobre todo en estas coberturas en vivo de la pelota, totalmente exhausto. Tengo que echarme agua en la cara, refrescarme, en fin…

“Claro, evidentemente es algo que yo elegí, que es mi hobby y por lo que alguien podría decirme ‘bueno eso lo haces tú porque te da la gana’ y es correcto. Por lo tanto, partiendo de la idea de que es un proyecto personal, nacido con la visión y con el interés de volcar mis conocimientos en él, lo hago y asumo el estrés y también las satisfacciones.”

Para conseguir propuestas hipermediales hay que conocer muchas cosas que están fuera del perfil periodístico.

¿Cuánto lleva gestionar conocimientos, invertir tiempo y obtener un beneficio con el uso de esas herramientas ahora que no son los tiempos del Frontpage y el Dreamweaver, sino de plataformas que tienen muchas prestaciones, pero que para un ‘reubicado’ empírico tienen que ser complejas?

“Yo no soy nativo. No tuve la posibilidad de acceder temprano a las tecnologías, soy un emigrante… Lo que hago es gracias a que mi contenido de trabajo en el periódico La Demajagua me facilitó participar en una serie de postgrados y talleres para nutrirme de conocimientos que hoy aplico.

“Zona de Strike es relativamente joven, tiene cuatro años, y no salió hasta que me consideré en condiciones para ponerlo a la altura de lo que quería. Cuando adquirí los conocimientos necesarios de integrar varias herramientas fue que lo lancé a la red, claro, nunca imaginé que iba a llegar al punto en el que estoy hoy. Yo no puedo asumir un reto así por imposición.Muchos de los blogs que existen en la actualidad en Cuba tienen esa debilidad. Zona de Strike no. Nació por voluntad personal y una necesidad profesional. A partir de ahí he tratado de ponerle la mayor cantidad de saberes que tengo.

“¿Quieres una curiosidad? Aunque estos contenidos se manejan online Zona de Strike todavía tiene algo de la época de la web 1.0, sobre todo en la presentación de los contenidos.”

SOBRE PELOTA Y PERIODISMO DEPORTIVO CUBANO

Zona de Strike es un blog temático. Su “giro” es el béisbol, ahora bien, ¿qué opinión tienes del periodismo deportivo cubano?

“Generalmente en el mundo existen grandes columnistas. A la hora de hacer el comentario deportivo, y sobre otras temáticas, estas personas se identifican por encima de otros. En Cuba carecemos de un profesional así.

Aquí desgraciadamente contamos con muy pocos comentaristas a ese nivel. Sobre todo porque nuestros especialistas, al argumentar sobre un tema, lo primero que dicen es ‘esto o aquello no me gusta’. Y en el periodismo se valora, analiza, investiga y se dan razonamientos sobre la base de criterios o conceptos lo más científicos posibles, entendibles además para los públicos.

“Esto se logra, como ya te dije, a través de la investigación o la observación, pero nunca un periodista, un comentarista, debe decir, por ejemplo, esta estructura de la Serie nacional de béisbol no me gusta. Por qué, sobre qué presupuestos se puede sostener semejante afirmación. Cuántas cosas te gustan a ti y a mí no y sin embargo eso no quiere decir que estén mal. El problema no es de gusto sino de argumentos. Por ahí pasa el periodismo de opinión en nuestro país.

“También por el empirismo, que por razones obvias no voy a demeritar, para nada, lo que sucede es que falta profundidad en los análisis, son muy epidérmicos. Más bien narran o describen un hecho y comentan muy poco. Al periodismo deportivo cubano, sobre todo al especializado en béisbol, en mi criterio, le falta mayor acercamiento a las cuestiones técnicas del deporte. Hay que estudiar el béisbol e ir más allá. Hay que conocer las interioridades del juego, de los equipos, para dar opiniones sólidas, porque si no se especula. Y descuento las simpatías del público por lo que hacemos porque tenerla no da razón a nuestros planteamientos.”

Ya que tocaste “voluntariamente” el tema de los nuevos comentaristas o periodistas deportivos, como quieran llamarles, ¿crees que esa proliferación de “opinantes” en la materia se debe a que se considera que es la especialización donde menos riesgos profesionales se corren en el ejercicio del criterio?

“Yo recuerdo que en la universidad una buena parte de nosotros pensaba que era exactamente así. Que donde menos problemas tú te buscabas era en el tema deportivo. Pero eso es un gran error. Hay tanta responsabilidad en el periodismo deportivo como en el político o el económico.

Quien lo asuma desde la óptica de ejercer el criterio sin buscarse problemas está equivocado. En el deporte también hay que buscarse líos, ser incisivo… Quizá por eso es que yo ahora observo tanta complacencia. Para que haya contrapartida, controversia, hay que cuestionar estructuras, decisiones… No se puede estar de acuerdo con todo.

“El periodismo deportivo entraña una gran responsabilidad. Yo en realidad considero que ese aumento está más relacionado con la amplitud del sector y una mejor identificación con los públicos. El comentarista o periodista deportivo trabaja hacia un segmento más específico dentro de la sociedad y te hace conocido. Por ahí creo que va la cosa.”

Sería un verdadero desperdicio que nosotros dialogáramos y que no te preguntara por tu pasión. ¿Qué piensas de la pelota cubana de hoy?

(Risas) “El tema de la pelota cubana de hoy es muy complejo porque pasa por período en el que no hay coincidencia de criterios entre los que tienen que ver con ella. Ni aficionados, prensa o directivos se ponen de acuerdo. Llevamos varios años sin saber qué hacer. Hoy se hace una cosa y mañana otra.

“Te voy a poner dos ejemplos, un sencillo y otro complejo. El sencillo es que en una Serie nacional se le subieron tres pulgadas al box para ayudar a los pitchers, en contra de lo que está establecido en las reglas universales del béisbol. Una temporada después se volvió al punto de inicio porque había sido un error. Llevamos tres años con una Serie partida a la mitad. Son 45 juegos para hacer un corte de ocho equipos, reforzar y después celebrar 42 partidos más para entrar en los play off y buscar un campeón, con el argumento de que el nivel es bajo y que con esa fórmula se logra subir. Sin embargo, nadie lo ha demostrado hasta ahora. Por cierto, para mí no ha sucedido.

“Entonces, la pelota cubana pasa por un momento en que un grupo de periodistas manejan la hipótesis de reducir el número de equipos a nivel nacional y hacer un campeonato con seis u ocho representativos. Otros comunicadores dicen que no, que las cosas están bien así. El pueblo, por su parte, se expresa a favor de mantener la estructura de 16 selecciones y que su provincia compita. De manera independiente un grupo de técnicos, que no estuvieron de acuerdo con la nueva estructura y que tampoco lo estarán con ocho o seis equipos, también tienen sus criterios pero no son escuchados.

“Como la Comisión nacional y la Federación no tienen un proyecto lógico al respecto y se han dedicado a probar estructuras o ideas dentro de la misma competencia entonces lo que hicieron es agravar la situación.

“Mira, el problema fundamental del beisbol en Cuba es de recursos. Es de financiamiento, de invertir en la base. Lo que hay que hacer es jugar a la pelota desde edades tempranas para que los atletas lleguen al máximo nivel con calidad. Si no hay un campeonato provincial fuerte, olvídate del talento; si tú no posees un torneo sub´ 15 fuerte olvídate del talento y así en el resto de las categorías. Con tal panorama es muy difícil elevar el famoso techo.

“Todas las ligas serias en el mundo tienen una estructura completa por categorías antes de llegar a su torneo élite, Cuba no. Aquí varios especialistas argumentan que para un país de 11 millones no puede haber 16 equipos. Lo curioso es que, según sé, ninguna liga tiene su campeonato nacional bajo el criterio demográfico. Es decir, Estados Unidos no tiene sus equipos en Grandes Ligas porque hay 300 millones de habitantes, o que Dominicana tiene 12 por tantas personas, que si México y Puerto Rico… Nosotros tenemos 16 porque la estructura es distinta y más que recortar lo que hay que hacer es fortalecer, porque con esos mismos equipos en este país hubo béisbol de calidad que es lo que mucha gente ahora no quiere ver.

“Ah, que no hay calidad en la actualidad, es cierto. Pero no se resuelve el problema con atacar las consecuencias, sino las causas. Te reitero, hay que invertir. En otras palabras, quien aspira al desarrollo tiene que colocar los recursos necesarios. La pelota ha cedido espacios.

“Agrégale a todo eso que este es un país en crisis. Cuba enfrenta desde los años ´90 una situación que tiene que reflejarse en el béisbol como en todas las esferas de la economía. Está también lo de las migraciones. Es muy cierto que con la cantidad de peloteros que se fueron a otros países en los últimos cinco años se podría hacer una Serie nacional de más calidad. Por ejemplo, casi no quedan slugers, primeras bases, en fin, el éxodo tiene su efecto.Está el problema de la autonomía. La Comisión Nacional debería ser un ente aparte del Inder y no una dependencia lo que retrasa la toma de decisiones. Pero la pelota cubana también tiene un irresuelto problema con la prensa. Si necesitas información de primera mano de la Comisión o la Federación, que en la práctica aquí vienen siendo lo mismo, no se te da.

“Te pongo un ejemplo, ahora mismo no se sabe de una forma transparente, clara, cuáles son las condiciones para que un pelotero cubano sea contratado en el exterior. Qué vías sigue un atleta para jugar como profesional desde Cuba. Se especula un mundo al respecto. Se dice que la Comisión es la que selecciona, unos que los scouts van a los estadios, otros que a través de “influencias” y hasta por cuenta propia. Nadie emite un pronunciamiento oficial al respecto. Y utilizo esta pincelada porque está entre los temas más manipulados en las redes sociales, porque podría hablarte del caso sobre el contagio del equipo Granma en Sancti Spíritus en el que la Comisión no dio ninguna información y después apareció con una nota donde trataba de explicar lo inexplicable.”

SABORES Y SINSABORES

 ¿Cuál ha sido el peor momento en la vida de Zona de Strike?

“Zona de Strike ha pasado por muchos momentos difíciles. Sobrevivimos a problemas míos de salud bastante fuertes, a quedarme sin computadora y a cuestionamientos la credibilidad y autonomía. Esta última situación fue la peor.

“Fue casi al inicio y estuvo relacionada con dos aspectos muy puntuales: los criterios emitidos por el entonces director del equipo de Granma, Ángel Ortega, y cuestionamientos bien duros sobre la moderación de comentarios que aparecieron en el blog después de la salida de Yoennis Céspedes. En esos días sentí que todo se me derrumbaba porque no podía entender cómo era posible que aspectos tan sencillos, elementales, fueran a ser atacados de una manera tan brutal.

“Llegué a pensar que no iba a continuar con el proyecto. Afortunadamente me repuse emocionalmente con el apoyo de varias personas que me dijeron ‘sigue, sigue’ y me dieron fuerzas. Continué y hasta hoy no creo que vuelva a suceder algo así. Tengo más experiencia, he sacado lecciones positivas de aquel trance y además, aquello, aparte de ser uno de los procesos más duros en mi carrera, no ya como bloguero sino como periodista, también sirvió para los que me juzgaron y cuestionaron supieran el valor de mi criterio, de las cosas que soy capaz de decir y de la forma que lo hago. Que en principio nunca emito un criterio sin antes tener los elementos suficientes de mi lado que me permitan irme a un cara a cara con alguien y echar la pelea.

“De ese mal trance surgió el respeto hacia Zona de Strike.”

¿…y el mejor momento?

“Ese me está sucediendo a diario porque estoy conociendo a muchísima gente que siguen mi trabajo en la red y me estimulan a continuar. Día a día vivo un gran momento.

“Debo decirte que me pasan cosas sorprendentes. Por ejemplo, me escriben ‘felicidades al equipo de Zona de Strike’, y Zona de Strike no es un equipo sino un individuo que lleva eso como si fuera un grupo de personas.” (Risas)

¿Te molesta que la gente se apropie de lo que haces y que ni siquiera le den crédito a Zona de Strike?

“Hay sitios que son muy respetuosos y te citan e incluso me da lo mismo que pongan Ibrahín o Zona de Strike. Esos son medios que cumplen con las normas establecidas con la publicación de los contenidos, cuyo uso sin autorización puede conllevar a una demanda. Es algo elemental en el periodismo porque si no es plagio.

Me siento muy contento cuando me dan crédito. Es difícil que un medio importante, o una agencia de prensa cite a un bloguero cubano. Incluso a veces a uno le queda en el subconsciente que vive en un ‘recóndito’ lugar del país y por eso es tan gratificante, que desde Bayamo, haciendo mi periodismo un poco solitario venga alguien y cite a Zona de Strike. Nunca me voy a meter en una polémica o demanda por plagio, no creo que llegaría hasta ahí, pero si es bueno que aquellos que toman informaciones, no ya de Zona de Strike, sino de cualquier otro espacio, citen la fuente.

Económicamente hablando, vamos a “negociar”, ¿cuánto vale tu trabajo?

“Eso no se puede computar. Yo no podría decirte cuánto vale mi trabajo en Zona de Strike, por el que además no percibo nada. Te digo que hay personas que se acercan a mí y dicen ‘no hagas eso, ponte a escribir para un medio que te pague’. Desde el punto de vista financiero es verdad que pierdo dinero, pero está la otra parte, la profesional, a la que me apego más.

Es una realidad que la situación de los periodistas cubanos en cuanto a salario es muy dura. Debemos ser los profesionales que menos ganan en este país, pero yo no puedo sacrificar mi profesionalidad por dinero. Sigo asumiendo los contenidos de mi blog sin recibir pago y cuando aparezca una colaboración con otro medio que me la pague la haré, como ya hago con la CNC Televisión Granmense desde hace un buen tiempo; tanto en la sección Esquina Caliente del programa Frecuencia 12  y en la sección de deportes de la edición digital del medio. ”

¿Trabajarías por un premio?

“Nunca trabajo para un premio. No soy dado a concursos. Tengo la satisfacción de haber ganado el año pasado (2013), el premio nacional de periodismo digital, pero mi participación fue por la recomendación de otros colegas que me dijeron ‘tú tienes un trabajo hecho, participa, es interesante, importante’, en fin. Pero no trabajo para premios.

“Ya te expliqué que Zona de Strike es un proyecto que responde a una necesidad espiritual, a una satisfacción profesional y pienso que quien se plantee trabajar para un premio puede correr el riesgo de hacer cosas buenas un día para el concurso y ya. Yo trato de poner contenidos interesantes y de calidad siempre.

“Además, al ver el nivel de actualización, el seguimiento de temas, cualquiera puede darse cuenta de que en Zona de Strike no se trabaja para premios.”

¿Cuál sería tu mayor desafío?

“Nunca me lo he planteado. Mira, con respecto a Zona de Strike sería cuando me pare frente a la computadora y diga ‘hoy es el día en que yo tengo que terminar el trabajo en Zona de Strike’. Porque sé que no va a ser eterno. Tiene que terminar.

“Desde el punto de vista tecnológico la capacidad que te da WordPress es limitada y tendría que comenzar a borrar contenidos para ganar espacio. No tengo cómo pagar el aumento y eso ya es un inconveniente para la continuidad de Zona de Strike. Nadie quita algún problema de salud y por último, la vida. La vida avanza y te va diciendo cuando puedes hacer o no una cosa y hasta dónde llegarás. Habrá un momento en el que ya no esté en condiciones físicas o desde el punto de vista profesional para continuar con Zona de Strike.

“Entonces ese será el mayor desafío, el peor momento en el que tendría que decir: hasta aquí.”

Los desafíos también llevan a los sueños… ¿cuál sería el tuyo?

“Me gustaría convertir a Zona de Strike en una comunidad. O sea, en un medio especializado en béisbol que tenga colaboradores y que yo simplemente me dedicara a moderar contenidos, a publicar esos trabajos y hacer otros pero sin la urgencia de hoy. Ahí está mi gran sueño.

“También me gustaría que el blog tuviera un dominio punto cu porque la gran mayoría de quienes lo visitan viven fuera. El punto com es más restringido para el acceso desde Cuba que el punto cu. Quiero que la mayoría de mis lectores esté en Cuba.”

Creo que quien nos haya acompañado hasta aquí merece un empujoncito para hablar de la entrevista. Hubo un momento en que algunos trabajos aparecidos en Zona de Strike encendieron la polémica alrededor de una figura imprescindible del béisbol en Cuba. Para dejar las cosas claras, ¿tienes algo en contra de Víctor Mesa?

(Risas) “Nunca he tenido nada en contra de Víctor Mesa. Lo publiqué en un post que hice y te digo que de niño yo fui un pésimo pelotero, a mí era al que ponían a recoger las pelotas detrás del home para que no se fueran lejos o si no en el jardín derecho, sin guante, para lo mismo.

“Sin embargo toda la vida me gustó como jugaba Víctor, la manera en que se proyectaba dentro del terreno, esa espectacularidad, ese dinamismo, la sangre fluyendo dentro de las venas. Fue el pelotero que siempre quise imitar, porque era un cubano natural. El tipo que iba y le importaba un carajo salir con el uniforme roto y tirarse contra las gradas.

“Ese fue el Víctor Mesa que yo miré mientras crecía. Me crié rodeado de personas que lo admiraron también. Me marcó mucho aquel número 32 con la boca abierta así grandísima en el home después de robárselo. Eso me causó gran impacto. Yo tuve pegado a mi librero por años una fotografía de él sacada de un periódico que se puso amarillenta con el tiempo. Pero tienes que saber que me decepcionó enormemente el Víctor Mesa manager del cuál no te voy a emitir más criterio.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: